diumenge, 28 de setembre de 2008

La microcelebritat i jo

“No nos referiremos a los blogueros que se han agrupado como clase A, ni de los que representan los intereses de corporaciones o empresas que han entrado en el mundo del blog solo porque creen que así pueden penetrar sus productos. Aquí hablamos de esa persona natural y real, de aquel aficionado que quiere 'probar', del que escribe no por dinero, aquí hablamos de usted.
Salió el tema del titular, al recordar una conversación que teníamos con un bloguero de la India, exitoso por cierto, quién decía que una cosa es ser bloguero y otra es ser escritor (en términos de publicación). Pues bien, con el pasar del tiempo hemos madurado la idea y tenemos que aceptar que ciertamente, uno es el bloguero y otro el escritor. Usted se estará preguntando, pero ¿cómo es eso?
Todo el mundo puede ser bloguero, pero no todos pueden ser escritores. Dicho de otra manera, el ser escritor no garantiza un espacio en la blogósfera y viceversa. Parece un galimatías, ¿verdad? Pues no lo es. El que escribe lo hace porque puede escribir y porque le gusta, profesionalmente o no, poco importa que sea contenido original, o se trate de ideas prestadas (como la nuestra), lo que cuenta es publicar, subir documentos online a través de cualquier medio como podría ser un blog, google docs, flickr o slide. Esta persona simplemente escribe por el prurito de hacerlo y no está interesado en quien lea, comente o distribuya ese contenido, pues esa persona se sienta feliz de haber escrito o 'producido intelectualmente' como mi amigo Yovani Salazar lo diría.
Por su parte, el bloguero es un profesional, entrenado y preparado para decir lo que le interesa decir, sabe que si lo que escribe no agrada a los lectores, no tendrá visitantes, y lo que es peor nunca lo encontrarán a través de Google. El bloguero sabe como escribir (tal cual lo hace el escritor) solo que, el bloguero quiere ser una estrella y quiere conseguirlo trabajando, creando redes sociales, editando su blog de tal manera que sea llamativo y de muy fácil navegabilidad. Esta muy familiarizado con toda la jerga en la blogosfera y hasta se ha convertido en un 'geek' luego de ensuciarse las manos con tantas aplicaciones y haber tratado más una alternativa para distribuir sus posts.La hipótesis he tratado de demostrarla, al más puro estilo kantiano. Pues seguimos creyendo en los postulados de Marx que ya se dice están obsoletos, 'la practica es el único criterio de verdad' El axioma sería, los escritores no son buenos blogueros y el que escribe blogs no es un escritor profesionalmente hablando.”

(text trobat a internet que m’ha fet gràcia. Llegint-lo, he arribat a la conclusió que: no sóc blocaire!)